20
Ago 2014
Dylan O'Brien, Entrevista   •   Posted by with 0 cmnts

dylan

 

Los grandes ojos marrones de Dylan O’Brien se abren mientras mira hacia arriba en una sección de hormigón del laberinto, un rompecabezas que tendrá que conquistar. Un gran zoom se centra en su rostro, cubierto de una fina capa de tierra, mientras se ajusta el cuello de su camiseta azul. El joven de 22 años de edad está filmando un thriller de aventuras, The Maze Runner, dirigido por Wes Ball, basado en el best-seller de James Dashner del mismo nombre nombre, en Baton Rouge, Louisiana. Desde la autopista nunca se podría saber que dentro de este almacén colosal, la película más esperada está inmersa en su producción.

“Tenemos ocho semanas y 30 millones de dólares,” comenta Dylan, recuperando el aliento entre toma y toma, asintiendo con la cabeza en el set del laberinto del que acaba de llegar. Estamos sentados en sillas de director bajo un cartel que dice farmacia. Y añade: “Si lo enseñáramos, la gente estaría como ‘¿Cómo diablos lo hacen?’” Un horario apretado significa largos y agotadores días y muy pocas horas de sueño para la joven estrella. Pero a él no le importa, “Esto será siempre una de las mejores experiencias que he tenido.”

Sin embargo, casi estuvo por perder esta oportunidad. Dylan ha dicho que Wes inicialmente pensó que su pelo era “demasiado MTV” para el papel. Es cierto -los lazos de Dylan con MTV son profundos. Es amado por el público televisivo por su papel del mejor amigo, Stiles Stilinski, en la exitosa serie Teen Wolf, recientemente renovada para una quinta temporada. Pero él no está confinado a la pequeña pantalla. “Siempre he querido hacer películas de acción”, dice Dylan. “Soy un gran fan de Indiana Jones. Y ahora sé de primera mano que si un coordinador de especialistas te ofrece una plataforma para colocarte o aterrizar, aprovechas la ocasión. ¡Lanzo mi cuerpo como si fuera un muñeco de trapo!

Su personaje, Thomas, es un adolescente normal y corriente que se despierta en un lugar extraño, sin recordar quién es ni cómo llegó hasta allí. Está rodeado por otros 30 chicos (los habitantes del Claro), que aprenden a sobrevivir en una comunidad autosostenible al intentar encontrar una salida del laberinto siempre cambiante y fatal que les rodea. “En mi mente, él es el héroe por excelencia”, dice Dylan. “Thomas descubre que tiene este valor dentro de él y aprende cómo acceder a ello -que es muy divertido de ver.

El reparto -que viven juntos en un hotel local sin lujos que cuenta con un grupo de jóvenes de Hollywood más brillante, incluyendo Kaya Scodelario, Will Poulter, Thomas Brodie-Sangster, y Ki Hong Lee, en estancia prolongada-. “Tenemos un gran ambiente en nuestro grupo”, dice Dylan. “Hacemos ensayos fuera de mi habitación todas las noches, y llevamos cabo nuestras escenas para el día siguiente. Tengo una pequeña relación de amistad con cada uno de ellos.” Pero incluso con su afición por la sobre-preparación, el actor no tenía tiempo para entrenar para su papel de Runner. Había terminado de filmar Teen Wolf en Los Angeles y, una semana más tarde, hizo las maletas y se dirigió a Baton Rouge. “Trabajé con mi doble de acción sólo unos pocos días en la preproducción”, dice. “Pero sentí que se adaptaba a Thomas el no tener una forma física increíble.”D2

Dylan puede ser un recién llegado a las películas de acción, pero no es ajeno a los laberintos. Crecer en Springfield Township, Nueva Jersey, de lo cual recuerda su visita el Liberty Science Center en quinto grado e ir a través del Touch Tunnel. “Me asusté mucho”, dice. “Tienes que arrastrarse a través de un túnel negro como un pez, y la gente tenía ataques de pánico. Los laberintos son una locura.” Por suerte ha encontrado una manera de hacerles frente. “Como actor, siempre me siento protegido en nuestro laberinto, curiosamente.

Después de graduarse en el Mira Costa High School de Manhattan Beach, California (se trasladó a California a los 12 años), Dylan consideró hacer retransmisiones deportivas y, finalmente, convertirse en comentarista -o el gerente general de los Mets. “Terminé recibiendo una beca sorpresa para la retransmisión de deportes gracias a los vídeos de YouTube que había publicado,” dice. “Es una locura cómo terminé actuando.

En el set enfrente de nosotros, el equipo organiza grandes soportes y coloca el heno y la suciedad en el suelo para la siguiente toma. En la escena, Thomas se convierte en un corredor y uno de los pocos que entran en el laberinto cuando las puertas se abren por la mañana para volver antes de que las puertas se cierren, con los Grievers (criaturas mecánicas que viven en el laberinto y tienen una picadura mortal). “Me encantan las carreras de velocidad,” comenta, “pero no me gusta correr largas distancias. ¿No es gracioso?

La estrella, que valora su privacidad (mantiene una relación con la actriz Britt Robertson, a quien conoció durante el rodaje de la comedia romántica The First Time, en secreto), dice que tiene esperanza para que haya una secuela y es un apasionado de la película, de la que ha ido haciendo una crónica en Twitter durante el último año (“y yo nunca tuiteo nada”). “Tengo 22 años y todavía creo que soy joven como actor. Tengo mucho que aprender”, dice. Un asistente de producción se acerca, y en un segundo Dylan está de vuelta en el laberinto. Siguiente parada: el Cubo de Rubik que es el estrellato. Sé que va a navegar de forma extraordinaria.

 

Fuente y traducción: Hoechlin O’Brien Spain

Posted by with No Comments
Leave a Reply